Poemas de Francisco Cervantes

DEL POETA A SU ALMA

 CONSIDERA, alma mía, que has padecido

En vano; que estás sola

Y cuantas otras almas te rodean

Un poco de tu brillo esperan.

¡Si supieran que lo que brilla es tu vacío!

Alma mía, te aguardan todavía

Dolores y llantos, más no desilusiones.

Que bien pocas tuviste

Y la suerte te ha dejado expuesta a las tormentas;

Las deshiló ante ti muy prontamente,

Aunque quisiste protegerlas

Dándoles asilo en esos sentimientos

Que, hoy no los tienes,

Descubres que tuviste.

En qué húmedo silo

Tu simiente fue cegada

Antes de ser alimento torturado.

Considera, pues, qué delicado

Y bello ha de ser ni siquiera descanso requerir.

 

FRANCISCO CERVANTES

Cantado para nadie, Poesía Completa, P. 260,

D.R. © 1997, Fondo de Cultura Económica

Consúltalo en PDF

Share on FacebookTweet about this on Twitter