Biblioteca Pública Central Estatal Francisco Cervantes

 

CERVANTES

La Biblioteca: Memoria de la Humanidad.

Pocas cosas habrá sobre la tierra, que puedan compararse con los libros, en lo que se refiere a bondad y utilidad para nosotros, los seres humanos. Ya Quevedo opinaba:

…con pocos, pero doctos libros juntos
vivo en conversación con los difuntos
y escucho con mis ojos a los muertos.

Ciertamente no son demasiado los libros necesarios, para el uso del conocimiento y su divulgación, ni sobreabundan aquellos que nos ofrecen bien definidas y claras las ciencias que la existencia cotidiana requieren en su desarrollo. Así que lo que el poeta renacentista el español domina “pocos, pero doctos libros juntos”, lo refiere a la vida en general, por eso tienen el cuidado de particularizar “vivo en conversación con los difuntos”. La primera persona va implícita en la forma verbal a la que no le es indispensable el recurso del pronombre personal. Los difuntos son los sabios del pasado y aun nuestros precursores familiares. El medio de comunicación entre ellos y el satírico vate (en representación de la humanidad) es, claro, los libros a quienes cuando leo los “escucho con mis ojos”, no importa que estén muertos sus autores.

Así pues el acceso a una biblioteca exige una actitud abierta y receptiva. La alegría y el entusiasmo del lector deben estar representados no solo en el texto de los libros sino de manera preponderante en todos los elementos que componen una biblioteca. La idea de un edificio gris donde revolotea el aburrimiento, lleno de telarañas y humedad corresponden mas bien a la justificación de la ignorancia. La vida y la vida consiente deben ser asuntos habitados por la alegría y la energía del trabajo que, de manera natural, están englobados en conjunto.

Si como presume Gabriel Zaid, ya hay demasiados libros, habría que buscar una manera que la ecología no sufriera tanto en la destrucción de los árboles, y reducirnos a publicar solo libros como los aquí reunidos que sean verdaderamente útiles y necesarios.

De cualquier forma, el libro como memoria y medio de continuación cultural no solo de supervivencia, será de alguna manera la matriz de todo conocimiento humano.

La Biblioteca Pública Central Estatal Francisco Cervantes, tiene como finalidad satisfacer, no sólo las necesidades de información de los usuarios que acuden a ella, sino también acercar a los niños, jóvenes y adultos a descubrir el gusto por la lectura, encontrando en ella una forma de entretenimiento y enriquecimiento espiritual e intelectual.

La Biblioteca organiza sus materiales (80,000 volúmenes aproximadamente) a través de colecciones básicas:

-Colección General: En ésta puedes encontrar información específica relacionada con la filosofía, psicología, ciencias sociales, idiomas, ciencias puras, tecnología, bellas artes, literatura, historia y geografía.

-Colección de Consulta: El material de ésta colección te sirve para resolver dudas específicas y de consulta rápida en materiales como enciclopedias, diccionarios, atlas, censos, almanaques, leyes.

-Colección Infantil: Los diferentes materiales, dirigidos a los niños, están ordenados por: libros de estudio (de carácter general), libros de consulta (diccionarios, enciclopedias, altas, etc.) y libros recreativos; todos los materiales están clasificados del mismo modo que las colecciones general y de consulta, pero con una letra I al inicio de su clasificación.

-Colección de Publicaciones Periódicas: Revistas muy variadas.

Con la finalidad de que localices de manera fácil y rápida los materiales que conforman nuestras colecciones, los libros están organizados de acuerdo con la clasificación decimal de Dewey. Este sistema de clasificación fue creado en el año de 1875 por Melvil Dewey (Estados Unidos 1851-1931) y divide al conocimiento humano en 10 clases principales:

  1. 000 Generalidades
  2. 100 Filosofía y disciplinas afines
  3. 200 Religión
  4. 300 Ciencias sociales
  5. 400 Lenguas
  6. 500 Ciencias puras
  7. 600 Tecnología (Ciencias aplicadas)
  8. 700 Bellas artes
  9. 800 Literatura
  10. 900 Geografía e historia
Share on FacebookTweet about this on Twitter